jueves, 26 de julio de 2012

¿Que es el éxito?


Reír a menudo y mucho; ganar el respeto de gente inteligente y el cariño de los niños, conseguir el aprecio de críticos honestos y aguantar la traición de falsos amigos; apreciar la belleza; encontrar lo mejor en los demás; dejar el mundo un poco mejor, sea con un niño saludable, una huerta o una condición social redimida; saber que por lo menos una vida ha respirado mejor porque tú has vivido. ¡Eso es tener éxito!

Ralph Waldo Emerson

Hemos escuchado que para triunfar, debemos de tener un plan en el cual identificamos nuestros objetivos y diseñamos acciones para alcanzarlos.

Para convertir nuestras metas en realidades, quiero compartir un modelo de ocho pasos que pueden convertirse en un “mapa del éxito”, este modelo esta basado en el libro de Jim Cairo  “Motivación y fijación de metas personales”  en el cual nos indica los siguientes pasos:

  1. Examinar nuestra identidad
  2. Definir nuestros valores
  3. Establecer metas
  4. Idear un plan de acción
  5. Examinar varias facetas de la motivación
  6. Establecer la disciplina
  7. Mantener la flexibilidad
  8. Lograr un resultado

El “mapa del éxito” es como sigue:

Identidad > Valores > Metas > Plan de acción > Motivación > Disciplina > Flexibilidad > Resultado.

No obstante, tener un modelo, en y de si mismo, no garantizara el éxito, se requiere tener la motivación y persistencia  para seguir el modelo.

Voy a ir analizando y precisando cada paso para que, a su vez, irlo aplicando como parte de una “reinvención personal”.

Ya platicaremos como va funcionando.

¡Éxito!

lunes, 19 de marzo de 2012

La educación como la base del crecimiento


 


"Quien no conoce su historia está condenado a repetir sus errores"  Napoleón Bonaparte

En la historia de la humanidad, los pueblos mejor preparados culturalmente fueron aquellos que ejercían el control en la parte del mundo que conocían como fueron los chinos, los judíos, los griegos, los romanos, los árabes, los ingleses y los franceses.

Una excepción son los españoles de la época de la conquista de América ya que, en realidad fue un caso fortuito el descubrimiento y posterior conquista de la mayor parte del territorio del nuevo continente y que, debido a esa herencia, actualmente nuestros países latinoamericanos no se tiene esa base cultural y de educación para alcanzar la prosperidad.

Específicamente voy a escribir sobre México, que es el país numero 14 en extensión en el mundo y lugar 12 en poder adquisitivo (de acuerdo al CIA The World Factbook), y que gasta en educación formal el 4.8% del producto interno bruto (PIB 2011 $9,514,636.7 millones de pesos), eso es en el comparativo mundial el lugar 69.

Y no solo estoy hablando de la actividad del impartir educación escolar por parte del gobierno y la parte solidaria de los particulares para completar esa actividad, sino de los aspectos de fomento de cultura, de investigación y desarrollo.

En cuanto a investigación y desarrollo se invierte el ¡0.37%! del PIB.  Este rubro sirve para incrementar la productividad y la eficiencia, sobre todo en la tecnología que es lo que esta moviendo a la economía mundial.

Los mexicanos ¿Que necesitamos para crecer en educación? ¿Para evitar las deserciones a nivel primaria y secundaria? ¿Como fomentamos las carreras técnicas? ¿Como incentivar la investigación y el desarrollo?

Se aceptan propuestas para el siguiente blog.



martes, 28 de febrero de 2012

¿Y si tuviéramos mas consciencia vial?


Cuántas veces vamos por la calle y somos testigos o victimas de las faltas de respeto de los automovilistas para con los peatones o con otros vehículos? En una mega ciudad como es la de México (y que aplica ya para todas las grandes ciudades) esto es muy frecuente, mas de lo que podemos permitir; el conducir un automóvil para trasladarnos hacia nuestro destino y que nos encontremos con una cantidad de obstáculos que evitan que realicemos nuestro recorrido en el tiempo que hemos estimado,  cambia nuestro estado de animo y nos enardece (estilo Tribilín al volante) y nos hace cometer una serie de tropelías como son las de pasarnos los semáforos en rojo, montarnos sobre las líneas patronales, no ceder el paso a los peatones o vehículos que nos lo solicitan, lo que hace un circulo vicioso y entorpece la circulación en las calles y avenidas de esta gran metrópoli.

¿Qué propongo para que aminorar el impacto negativo en nuestra salud y en el cumplimiento  puntual de nuestros compromisos?

Lo resumo en 3 puntos:

Fomentar la Educación Vial: Es terrible observar cuando llevas a tus hijos a la escuela, ver como se estacionan hasta en 3era fila para dejar a sus hijos, estorbando el paso de los demás,  ¿Este es el ejemplo de educación que queremos darle a nuestros niños? ¡Espero que no!  Ceder el paso, estacionarse o parar en doble fila solo un momento en lo que desciende o asciende el pasaje, sobre todo si es un vehículo de transporte publico que ya de antemano sabemos que realiza paradas continuas por que forma parte de su función, señalar con las luces direccionales cuando va a realizar una vuelta, frenar antes de las líneas peatonales, esta parte es muy importante por que olvidamos que las ciudades son de las personas, no de los automóviles. Todo esto y otras muchas acciones deben difundirse para que sean conocidas y no haya pretexto en no cumplirlas.

Ser Puntuales: Comenzando con acabar con aquellos viejos “clichés” de que PM significa puntualidad mexicana o poner en las invitaciones de las bodas 30 minutos antes de que empiece la ceremonia para que lleguen a tiempo los invitados; si sabemos que es una ciudad conflictiva y que un tramo de 5 km los hacemos en 30 minutos, salir con el tiempo holgado de 5 minutos mas para estar a la hora. La puntualidad es una de las mejores formas de demostrar cuanto apreciamos a los demás, al respetar su tiempo.

Actuar Responsablemente: Cumplir con tus obligaciones y aceptar completamente tus acciones, decisiones y sus consecuencias. Empezando por leer el reglamento de transito para acatarlo, respetar a las autoridades y a los señalamientos, cumplir con los tramites y requisitos para poder circular, utilizar el vehículo solo para viajes largos y con mas de 2 personas o mejor usar el transporte colectivo.

Con base a estos puntos, podemos empezar una campaña de cultura vial en donde demostremos nuestra educación para con los demás utilizando la regla de oro: “Trata a los demás como te gusta que te traten”.