martes, 20 de diciembre de 2011

Un mensaje de Navidad

¡Hola! Aquí extrañándolos por que no me había llegado la inspiración para escribir sobre las cosas que más me gustan, algo así como un "slump" que le pasa a los bateadores en el baseball que no conectan hits, eso es lo que me estaba pasando, y precisamente hoy en la soledad de mi casa, extrañando un montón a mi familia, ¡¡¡Me llego la inspiración!!!  Y de lo que quiero platicar es sobre la Navidad y lo que implica. (Seguro pensaron este "mocho" nos va a echar un "choro" místico, ¡pues no!) Específicamente quiero hablar de la ilusión que genera esta época del año y de todos los sentimientos que nos trae, por ejemplo, el árbol iluminando la sala y el "nacimiento" con el heno y el musgo envolviendo las figuras que están alrededor del portal. 

La paz y la serenidad que deben ser los valores a vivir en estos días se ven apocados por las prisas y el transito  lento de vehículos que nos hacen llegar tarde a cualquier lugar; es por esto que quiero invitarlos a poner un alto en el camino y reflexionar sobre lo que queremos y lo que tenemos.

Que no perdamos el significado de estas fiestas en la que debemos de compartirnos y darnos a los demás, sobre todo a los que menos o nada tienen, que no les demos a nuestros niños juguetes y cosas materiales cuando los podemos hacer felices con nuestra atención o participando con ellos en sus juegos, escuchar a las personas que tienen gran necesidad de comunicarse y de que alguien los oiga, desearle a la gente buenos deseos y que disfruten las fiestas, eso es lo que espero de la Navidad.

A mí me queda solo decirles como cantaron los ángeles a los pastores para anunciar la buena nueva “Gloria a Dios en las alturas y Paz a los Hombres de Buena Voluntad”

¡¡Feliz Navidad!!

Aquí nos vemos muy pronto.