martes, 18 de mayo de 2010

Rompimiento

Hoy amanece y el sol
tiene un raro esplendor
escucho al viento pasar
veo la luna brillar.

Así cantaba Victor Yturbe "el Pirulí" a la percepción que tenia sobre la felicidad en la canción del mismo nombre, hace referencia a un conocimiento, a una idea o a una sensación interna sobre el concepto de la felicidad.

Y sobre esa percepción es de lo que quiero hablar, de que cada persona tiene su forma de ver la vida y que tratan de que los demás la vean como ellos (o por lo menos influir en la manera de verla).

Este punto es el que quiero tratar, ahí en donde se producen fricciones y si no se logra una concertación en cuanto a la apreciación de las diferentes modos que nos llegan a través de los sentidos, hay rompimiento, un ruptura de la comunicación, de la relación entre las personas; esto no significa que exista un pleito sino mejor dicho una disociación que puede llegar a un problema tan grande como enfrentamientos.

El rompimiento del que hablo puede ser el momento ideal para replantear tu misión, tu visión, tus objetivos o tus relaciones.

¿Hasta donde debes de ceder o conceder para redirigir tus planes?
¿Que requieres modificar para no tener fricciones con las personas?
¿Esas desavenencias son naturales y ayudan a motivar a lograr metas?
O de plano, si hay desacuerdos lo mejor es romper y cambiar de rumbo.

¿Cual es su opinión?