jueves, 15 de octubre de 2009

¿Quien le teme al lobo feroz?


Recuerdo de cuando era niño, fui al teatro y vi la obra de los 3 cochinitos con la misma música de la película de Disney, y precisamente cuando cantaban los cerditos flautista y violinista ¿Quien le teme al lobo feroz? Salia el temible lobo de atrás de las butacas, dándonos un tremendo susto a todos los niños que asistiamos a la función, persiguiendo a los cochinitos tratando de almorzarselos.


Pues esta introducción, -que valdría la pena que la analizara junto con un psicólogo- a lo que me lleva es que siempre hay algo que nos da miedo y tratamos de ocultarlo con una valentía que ni nosotros nos la creemos y menos las personas con las que interactuamos; y una circunstancia que genera uno de los miedos mas intensos es el cambio, si la única constante que existe genera un terror en las personas y la mejor forma de vencerlo es ¡enfrentándolo! ¿Por que? ¡Por que todo cambia!


Y la cuestión es que si lo enfrentamos, podemos lograr mucho mas que si solo dejamos que pase, que el "status quo" no permanezca.


(Por cierto que aun me da miedo ver al Lobo Ezequiel)